DOS SISTEMAS JURIDICOS

VIERNES, JUNIO 14, 2013

DOS SISTEMAS JURIDICOS.
En el territorio al que denominan los criollos como Perú existen dos sistemas jurídicos, uno el ordinario impuesto por los criollos y el otro el sistema jurídico consuetudinario que tiene su origen en la ética de los pueblos andinos. Pero esta ética de los pueblos andinos se basa en una filosofía que tiene principios, quizás ello desconocido para el común de los mortales. Precisamente su negación por parte de occidente no desdice su existencia, y que es el motor del acontecer diario de los pueblos andinos.
Entendemos que filosofía es  el conocimiento de los pueblos en su búsqueda por conocer al ser, todo lo que existe y todo lo que se mueve. Mientras occidente crea el discurso académico, que no es otro que la reflexión discursiva; lo contrario al discurso del hombre andino que es una reflexión contemplativa. Aquí  precisamente empiezan las diferencias entre estas dos concepciones.
La una ha sido impuesta con violencia hacia los pueblos andinos, así como sostenemos que el estado criollo impone un concepto de nación a la cual solo se adhieren los mestizos, pero para las comunidades no existe y sigue su camino de acuerdo a sus costumbres, eso lo puede destacar el amauta José Mattos Mar que puede aseverar que el mundo andino ha ido imponiendo con paciencia su modo de vivir, concebir las cosas en la misma capital. Pero lo que más pueda llamarnos la atención en que el amauta José Mattos Mar asevera la existencia de  un estado o sistema social muy superior a los sistemas sociales económicos occidentales que el nombra como socialismo andino. Por ahora el mundo académico no sale de su asombro y no ha optado por dar respuesta, no la tiene por supuesto o si la tiene todavía no la conocemos.
Lo que nos da a conocer el amauta sanmarquino, es crucial y nos da asidero entonces para confirmar el sistema jurídico andino, todavía denominado como reglamento de Rondas campesinas , pero que no viene a ser más que el sistema jurídico de esas naciones a quienes occidente trata de negar su existencia. En el sur aún se conserva con mucho más fidelidad este sistema jurídico que norma todas las actividades de la comunidad. Pero que desde la capitalina ciudad de Lima, la de los virreyes actuales les horroriza, pero que sin embargo se viene aplicando en algunas barriadas para contener la barbarie occidental que genera la concepción neo liberal en las mentes de los indígenas. Y que es lo que genera? Codicia y enfermiza necesidad de satisfacción de satisfacer necesidades que no son prioritarias para la vida humana, o como lo podemos llamar el consumismo desmedido que hace los indígenas se vuelvan unos pillos consumados, pero también ve el reflejo de los políticos que en poder hacen lo mismo y los quiere imitar, haciéndolo con la posibilidad de delinquir contra los más pobres, aquellos que son los más débiles de las comunidades.
Hay una cosa que occidente no puede entender, ni entenderá debido a su cosmovisión aniquilante, sadomasoquista. Aquello que para las comunidades significa el restablecimiento del equilibrio y la  correspondiente relación entre cada uno de los comuneros, me refiero al castigo que se propina al comunero que ha trasgredido las normas comunales y que lo hace en cada comunidad a la que ha perjudicado; este punto es el que ha generado mucha controversia y enfrentamiento entre el sistema jurídico ordinario u occidental y las comunidades a través de las rondas. La justicia ordinaria lo toma como secuestro, lo que es aprovechado por los delincuentes para salir bien librados después de hacer sus fechorías, ya que para la justicia ordinaria, tiene que encontrarse en flagrancia y con testigos como a los elementos ordinarios o accesitarios de su sistema como son la policía y la fiscalía, de lo contrario se invalida la acusación, con lo cual el delincuente puede obrar inpunentemente.
El sistema jurídico andino es mucho más completo pues ordena armónicamente las relaciones entre los mismos hombres y con los demás seres del cosmos, contrariamente al ordinario que todo gira en torno a la visión antropocéntrica y las muchas por no decir preferentemente tiene su sello de clase, por más que ellos- me refiero a los neo liberales-pretendan negarlo en que su sistema jurídico no protege al desvalido ni menesteroso; pues es solamente declarativo y no objetivo en la realidad.
Pero por qué colisionan, a pesar de que existe el convenio 169 de la organización internacional del trabajo. He ahí el problema que trataremos de dilucidar en otro escrito mas adelante.
Juan Esteban Yupanqui Villalobos.
Publicadas por Juan Esteban YUPANQUI VILLALOBOS a la/s 1:03 a.m.
Anuncios

Acerca de Yanawarmi Yupanqui

Cosas de la vida
Esta entrada fue publicada en Educacion, Historia, Opinion. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s