LOS DELIRIOS DE MARITO VARGAS LLOSA O SU LABERINTO

LOS DELIRIOS DE MARIO VARGAS LLOSA O SU LABERINTO.

Como siempre muchas de las veces confundimos la verdad y tratamos de acomodarla a la situación particular de nuestros sofismas, con la finalidad de justificar o creer que hemos errado en nuestra apreciación y solo un pequeño error pero que justifica nuestro viraje.
Como siempre el doctor Marito desde el elogio de la madrastra se queda en sus orígenes y no ve que no puede justificar el descalabro en que en la actualidad se sume la unión europea; pues el no ve que el problema no es solo una parte, si no todo lo contrario es la totalidad del sistema que es el que dirige a esta situación en que vive la anciana Europa.
El capitalismo como sistema ha generado un imperio, lo que conocemos como imperialismo, que en su voracidad individualista de unos pocos, esta llevando a todo el mundo a su descalabro económico tal como pudiéramos avizorar, no es que no se haya previsto, algunos científicos sociales están ya confirmando lo que hace más de un siglo lo había previsto nuestro querido Marx, para beneplácito de algunos y el miedo de muchos, es que le sistema es como un embudo, en la que solo una pequeña burocracia o pequeño círculo de financistas se pueden hacer del negocio que da todo el sistema, pues porque precisamente lo permite y lo protege y no es que la mayoría quisiera del bienestar del que gozan algunos pocos.
Esto lo ha permitido el sistema y es que ha sido diseñado de esa manera y esos pocos utilizan todo su poderío militar, económico y político para seguir manteniendo que él sistema siga dándoles frutos, no importa ni siquiera el mismo destino a lo que afronta en la actualidad el planeta, si no veamos las declaraciones de uno de los principales directivos y accionista mayoritario dela gran compañía minera Yanacocha, quien asevera que empezaran sus explotaciones mineras sobre una de las reservas primeramente más grandes de agua que da vida a la ciudad de Cajamarca, pero que desgraciadamente esta sobre un cerro de oro que es la codicia de los inversionistas que no tienen patria, pero que viven en el hemisferio norte.

Por ello es incompatible el lucro con los intereses de la colectividad, es como el viejo aforismo de querer unir el agua con el aceite, es una quimera, ni siquiera una utopía. En la utopía hay alguna esperanza que se pueda realizar las aspiraciones, pero en una quimera es algo que está más relacionado con la química de paracelso que creyó que podía convertir el agua en alma. Las experiencias no solamente se están manifestando en Europa, lo estamos viendo al costado de nuestro país, me refiero a Chile que era ya casi considerado en el primer Mundo por su alto desarrollo económico, pero que se enfrentó a que había generado una gran mayoría que no podía ni puede acceder a los beneficios de ese gran desarrollo económico; por lo que vemos la respuesta que han tomado la juventud ante los estrago que ha generado el neoliberalismo económico, que es la ideología que encamina al capitalismo a mas explotación y miseria a todos los pueblos.

Lo que a resultas es el miedo que vive ahora, personas como Marito, que vegetan del sistema y son sus abanderados y justificadores de la miseria de la mayor parte de la humanidad y el conservadurismo de una minoría que sigue succionando las riquezas de donde ya no lo hay de los pueblos. Su oportunismo es rayano al desvarío, pues él cree que lo colectivo debe ser la miseria para la mayoría y el privilegio para una minoría. El no pudo vivir en la miseria, pues perteneció a la clase media alta de nuestra sociedad peruana, la que siempre se mantuvo en el poder, haciendo alianzas con cualquiera que le permitiese seguir acumulando su riqueza y poder.

Hay que recordar el triste papel que le toco hacer en la investigación de los periodistas muertos por el ejército en las alturas de uchurajay, pero eso no importa, lo que importa es el susto que está teniendo Don Mario Vargas Llosa, sobre todo que teme que las masas desborden a sus gobiernos en todo Europa, como lo recientemente sucedido de los indignados, que casi sin conciencia social, sienten en carne propia los rigores del sistema económico que los sigue excluyendo y minando su certidumbre en las bondades que siempre les hicieron creer. Pero ya eso es otra historia que tendremos que analizar.

Túpac Isaac II
Juan Esteban Yupanqui Villalobos
http://juanestebanyupanqui.blogspot.com

Anuncios

Acerca de Yanawarmi Yupanqui

Cosas de la vida
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s