LA PERSONALIDAD FASCISTA DE ALAN GARCIA

LA PERSONALIDAD FASCISTA DE ALAN GARCIA

La podemos ver en las acciones que tienen todos sus compañeros de partido, quienes asumen como verdad a los convencionalismos dictados por la sociedad capitalista con su modelo neoliberal, sobre todo a la sumisión autoritaria a los dictados que hacen Alan García y que no es criticada por ninguno de sus adeptos.

Lo decimos pues no pueden justificar el atropello de todos los derechos fundamentales de la persona humana, como la vida y la libre expresión, que ahora son mantenidas bajo zozobra su plena vigencia, además de muchos episodios en que han tratado o hecho ejercicio del abuso de su autoridad para mantener bajo sombra sus múltiples abusos a la libertad de expresión, como es por ejemplo la clausura de varias emisoras de provincia, por el solo hecho de ser contestataria a su régimen. Es lo que Theodor Adorno conceptualiza como agresión autoritaria, que también se lo puede ver en la criminalización de las protestas sociales, en la agresión a los ex presos políticos con medidas represivas y agresivas a los derechos fundamentales de la persona humana, sin importarle el lado humano, si no todo lo contrario su punibilidad linda ya con el desequilibrio personal lo que entraría en la falta de introspección de sus acciones, de la reflexión de ellas mismas. Sigue con su pensamiento de categorías rígidas y no intercambiables, la del destino del partido Aprista y la del mismo Alan García como predestinadas a ser los salvadores del Perú a pesar de las evidencias de todo lo contrario. Su manejo rudo del poder para con la población en general, que se ve expresado en la sin fin de propaganda que disemina por la prensa adicta a su régimen y a la que somete a través del avisaje como prebenda comercial.

Otra de sus características mas claras es su cinismo tan evidente ante sus tropelías, como lo sucedido con el examen de nombramiento docente, donde sus correligionarios, muchos de ellos sin meritos intelectuales, ni siquiera de currículo, fueron nombrados para lo cual contaron con todos los elementos y logística para tales fines ilícitos y la anuencia de muchos directores apristas y corruptos por agregaduría. Todo lo cual lo proyecta que si nadie esta de acuerdo con su apreciación, es por que está en contra de todo el sistema y contra la misma sociedad. El servilismo de sus adeptos es otras de las características de su personalidad fascista.

Decimos que el Señor Alan García tiene unas características muy definidas, por las que se puede considerar como con tendencias fuertes a ser una personalidad fascista, lo sostenemos por su marcado etnocentrismo que afloro al considerar a los pueblos originarios y a los campesinos del ande como seres retrógrados y faltos de inteligencia, al mismo tiempo esta consideración se vuelve a afirmar a la persecución política a través del ministerio de educación que se hace a los ex presos políticos. El tratarlos como objetos de su encono y odio por haberse atrevido a cuestionar la sociedad y desequilibrar el status quo, o como se lo podría definir con los términos anteriores de sumisión al convencionalismo social que los señalaba Theodor Adorno en su definición de las personalidades autoritarias.
En ellos no entra ninguna lógica, y si ellos quieren remitirse a ella como instrumento de validación de su posición, sus argumentos son tan simplistas que fácilmente rebatibles, pero para lo cual utilizan el sentimentalismo para sentirse respaldados en sus afirmaciones; tal como también lo están haciendo para afirmar la candidatura de la señora Keiko Fujimori. Creo en lo fundamental que las dos posiciones se apoyan, pues necesitan una de la otra para afirmarse en su validación en la conciencia social, lo que les permitirá sortear la campaña electoral y es allí donde todas las organizaciones políticas, incluidas las de oposición no han logrado diferenciarse y poner en autos para que la población pueda discriminar que las conductas fascistas lo único que hacen es generar condiciones mucho más agudas para que se repita un sucedo más cruento de lo que se vivió en el siglo pasado de la guerra interna. Pero creemos que ellos también están contagiados de ese espíritu fascistas que comporta la personalidad de Alan García y su partido, por lo que no esperemos que la oposición haga algo para mejorar este panorama social político en nuestro país.

Túpac Isaac II
Juan Esteban Yupanqui Villalobos
http://juanestebanyupanqui.blogspot.com

Anuncios

Acerca de Yanawarmi Yupanqui

Cosas de la vida
Esta entrada fue publicada en Blogroll, Historia, Opinion, Uncategorized y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s