UNA LEY DE CONSULTA

UNA LEY DE CONSULTA.

Pongo de manifiesto mi desacuerdo con la ley de consulta, la cual pretende el gobierno endilgarnos y tener un instrumento mas con que despojarnos de nuestros bosques, de nuestras tierras y por último de nuestra vida para condenarnos a la muerte. Pregunto: ¿hermanos estamos dispuestos a dejarnos nuevamente a engañarnos? Pretender creer en las palabras de los mistis y criollos en ésta batalla. Yo no creo en ellos y paso a exponer los porqués:

Para empezar toda consulta se delimita en parámetros equidistantes epistemológicamente entre pares. Pues la visión de lo que se va a poner en tela de juicio tiene un valor equivalente entre ellos. O al menos pareciera tenerlos, aún si estos divergieran en sus concepciones, pero lo importante es el valor que éste tienen para ellos. Para ello ambas partes tienen que ponerse de acuerdo en las reglas de la negociación;

pues una consulta es una negociación entre voluntades para la obtención de prebendas, que pueden ser temporales en el tiempo, como permanentes en el mismo.

En la ley de consulta que propone el gobierno para los pueblos andinos amazónicos:

¿Dónde están esos pares? Por parte de ellos son múltiples los representantes, pero no existen los mismos en la contraparte.

No se pueden imponer condiciones de una sola parte sin haberse consensuado éstas en ambas para que no estén viciadas por el ventajismo del momento o la circunstancia.

Pero nos podrán decir, que si estamos representados, nos dirán nombres, apellidos y hasta se mencionará a la comisión de pueblos andinos y amazónicos. Lo que existe es un modo de representación, en la que los representados no lo sienten como suyos.

Partiendo de allí, quienes nos representan, carecen de la legitimidad para proponer algo en nombre de alguien.

No se ofendan, pero esa es la realidad, pues fueron elegidos en un sistema que no respeta nuestra cosmovisión de las cosas, que agrede contra nuestros derechos y los conculca para despojarnos de todo. Entonces quienes proponen la Ley de consulta carecen de legitimidad y también lo decimos de algunos representantes de AIDESEP, recién llegados del exilio, por las condiciones no claras de su llegada, en el aspecto jurídico en que se han desenvuelto, lo que no hace claro su participación, por lo que se sería mas diáfano, que otros tomen las postas y legitimen este proceso de los pueblos andinos amazónicos contra el Estado Criollo.

Pues en una negociación se va con buenas intenciones y sin ningún as bajo la manga, lo que no es así en éste momento, lo decimos, pues está en riesgo nuestra supervivencia de nuestras naciones y el futuro de nuestros hijos y la de sus hijos por las generaciones que también vendrán.

Y por que los hermanos llegados del exilio no se pueden legitimar en su representación, por las mismas condiciones primeras en que fueron puestos por el sistema jurídico del estado y que han cambiado en éste momento, y justo precisamente en las circunstancias que se da la ilegal propuesta de ley de consulta a los pueblos originarios y amazónicos.

La perspicacia y la desconfianza nos lo enseñaron los criollos por los que ellos han sembrado siempre en nuestras naciones y pueblos.

O acaso no es cierto que esta en ciernes su famosa Ley de desplazamientos, con la cual convalidarán el despojos a los pueblos para favorecer los intereses de las empresas trasnacionales, pero de ninguna manera la de nuestros pueblos.

Pero hay algo más que deslegitima al sistema legal peruano, para proponer una ley de consulta y esta parte de la legitimidad de la constitución política de 1993, que nace de un autogolpe de estado y que pretendió darse aires de legitimidad con un congreso constituyente, a pesar de ser oleado y sacramentado por la comunidad internacional su origen es espurio y por lo tanto sus consecuencias legales devienen en ilegitimas.

Y aún mas se agravan más en la incertidumbre de la nacionalidad, que en la actualidad no ha sido aclarado por haberse desaparecido milagrosamente todas las pruebas que corroboran la verdadera identidad de quien ostento la magistratura de la nación criolla. Por ello su firma fue retirada en el gobierno del señor Alejandro Toledo, por ser una afrenta para la ética y la misma decencia de quienes convivimos en éste territorio.

Por ello es que lo tenemos condenado y pagando sus delitos en una prisión, que es no es en la que debería estar, pues para la justicia no debería haber privilegio de ninguna clase, pero en fin los pueblos indígenas no confundimos su condición humana, si no sus delitos cometidos en nombre de un estado y una nación a la que el no representa ni representó de ninguna manera.

Si de una manera muy simple reconocemos que un documento no tiene ninguna firma o la firma principal que la avale, entonces como podemos responder de ella, ya que no la respalda la representación legitima de un estado, a si el sea el criollo, por lo tanto éste documento carece de legalidad y no puede ser tomado en cuenta para ninguna negociación.

Por cierto por éste delito el mencionado señor no ha sido castigado con lo que se ofrece en mercado a que otros aventureros pretendan tener las mismas intenciones y agredir el sistema que sostienen el mundo de los criollos.

Bueno eso no nos interesa; lo que interesa es que la pretendida ley de consulta está enmarcada en la doctrina que sujeta todo el sistema jurídico criollo, que es el mismo que sostiene al estado Peruano o criollo, que pertenece a una cosmovisión occidental, de la que son partícipes solamente los que tomaron por asalto nuestras naciones y cuyos descendientes ahora nos gobiernan.

Pero todo su andamiaje jurídico se basa en el tomismo heredado de la colonia, que viene a ser una renovación de la escolástica de aquellos tiempos. A que ha llevado toda la estructura occidental en todos los campos de la vida humana. ¿No es acaso a la destrucción de la vida misma?

Pero en que se basa todo el sistema jurídico occidental, ¿no es acaso en la filosofía emergida desde allí misma? En donde el sujeto es soberano y es el que decide el mismo su destino, sin ligarla a la naturaleza misma, de la cual se siente muy ajeno, al mismo destino que pueda tener ella.

Precisamente éste divorcio de comprensión de dos mundos diferentes, que vienen desde la entrada de Colon en nuestras tierras, tienen una consecuencia muy actual y siniestra inconmensurablemente:

En nuestro territorio la consecuencia más palpable, no es la que nos endilgo el Señor Alan Gabriel García Pérez, la de ciudadanos de segunda clase, con lo cual estaba dudando de la racionalidad, no solamente de los pueblos amazónicos, si no también de todas las comunidades que pueblan todo el macizo andino, que abarca desde la tierra de fuego y se extiende hasta las nacientes que van a dar al mar Caribe.

Es pues la herencia colonial que les hace decir y exponer su incomprensión ante nuestras realidades tan distintas por su falta de entendimiento de que existe otra realidad de vida muy distinta de las suyas. Es que ven a nuestro mundo como limitado y chato, es precisamente por tener las anteojeras que los hace vulnerables a la adjetivación, y de la que no se salvan ni siquiera los políticos más encumbrados y dueños de la experiencia de sus largos años de permanencia en los foros, como profesionales, que lo son, para que quitar sus méritos.

Ya algunos académicos están viendo lo enorme en su valía de nuestras culturas, que tuvieron un orden y una lógica que la Antropóloga Laura Laurencich Minelli, la denomina Lógica Holística, que para todo el mundo podría ser absurda e inconsistente, tal como recientemente quiso hacer ver el economista Hernando de Soto en su apuro de convertir a las naciones originarias en unos burdos mercachifles del neoliberalismo y esclavos de la economía de mercado.

Y es que ésta se opone a la lógica lineal que propone occidente y en la que se basa su cuerpo jurídico. La lógica lineal se basa en la inducción y deducción.

La lógica de nuestros pueblos actúa en un proceso ameniforme, ampliándose en una especie de juego de espejos en el cual el número de los dioses y de las fuerzas divinas se suman formando un todo divino acaparador y ampliado pero distinto de la suma de los dioses y de las fuerzas divinas que lo componen muy distinta a la otra y ella corrobora la línea que sigue la lógica occidental como conceptualizada desde la filosofía socrática que ha originado el pensamiento individualista y mercantilista, con lo cual el concepto de desarrollo será diferente al propuesto por las comunidades originarias y que hablaremos mas adelante.

Pero para finalizar este punto culminaremos con la conclusión que hace Laura Laurencich al afirmar que la lógica de los pueblos andinos o la del Tawantisuyu como ella lo pone en su obra es una armonía por un pensamiento que privilegia la sociedad como totalidad y no como un conjunto de personas, que lleva a vivir el mundo sagrado como poblado por una miríada de divinidades y de fuerzas sagradas, pero que actúan como una completa totalidad lógica que apunta a dar fuerza al grupo en detrimento del individuo…

Ya me imagino a los sacerdotes del mercado, dando sus anatemas contra nuestro mundo y su lógica holística.

Las dos Weltanschaunngs, la de occidente como la del mundo andino a que haremos referencia como punto de partida para oponernos a la ley de consulta por ser un instrumento de parcialización y engaño. Esto no es como adjetivo, si no como una realidad que está palpando al querer instrumentalizarla como justificación de un proceso de despojo de los territorios ancestrales de las comunidades amazónicas y andinas.

Y es que allí la lógica occidental está de acuerdo con su naturaleza, la de la racionalidad instrumental tal como Antonio Peña Cabrera lo manifiesta en sus estudios de racionalidad Andina y sigue afirmando que la racionalidad occidental no se funda en la racionalidad griega, ésta es solamente uno de los elementos que lo va a constituir, de ellos toma su vinculación a las formas permanentes que explican la renovación continua de las cosas sensibles, por ello al igual que los griegos, la racionalidad occidental no le encuentra sentido a los procesos históricos, lo que hace que no vea la realidad sensible como una forma de progreso y segundo para la racionalidad occidental la razón es la contemplación de la verdad, o la identidad con la realidad. Lo que conduce a que el mundo actual todo lo que se nos presente es un medio, nada es un fin en si mismo.

Después la racionalidad ésta se integra con el escolasticismo en un sincretismo griego medieval que hace aparecer al ego como prima proporción en la realidad, lo que se confirma con el res cogito de Descartes para justificar precisamente el acaparamiento en función del individuo y no en el colectivo, en la que ellos entienden a éste como conjunto sin relaciones de pertenencia y unificidad. Pero posteriormente aparecen otros tipos de racionalidad a la instrumental, como son la operativa y la cuantitativa. Se dirán: ¿Pero todo esto que tiene que ver con la ley de la consulta a los pueblos originarios y amazónicos?

Tienen mucho que ver, y no saben cuanto, pues si desarrollamos como piensan, quienes nos gobiernan y explotan, aquí en este momento, vamos a poder saber hacia donde apuntan tanta triquiñuela que implementan y decirles en su propia cara:
Oigan ustedes, aquí están las cosas que ustedes se proponen, no crean, ni piensen como sus ancestros que con cuentas de cristal nos engañan para poder saquear y quitarnos lo que heredamos de nuestros antepasados por cientos y miles de años, a ellos que nosotros reconocemos como los primeros que llegaron a éstas tierras, para vivir en armonía con ellas y no a depredarlas como es lo que pretenden ustedes. Y no solamente pretenden, pues ya la han implementado con el sambenito del desarrollo.

Tenemos muchos ejemplos de las atrocidades que han cometido con el santo desarrollo, que como un rosario cristiano nos han anatemizado y enviado a sus adalides con la finalidad que cambiemos de opinión, y si ello no de resultado nos envían a sus cárceles, para ello tienen todo una maquinaria legal y una guardia de corps a su servicio,

que ya encontrarán los motivos para inculparnos, de lo que sea; la finalidad es meternos a sus cárceles a que nos sometamos a sus designios.
Y todo un coro de dedos acusadores nos señalará para justificar a pesar de que saben que defendemos la vida, pero no solamente de nuestras naciones y comunidades, si no también de los mismos quienes nos vejan y atropellan.
Nos dirán que aquellos tiempos en que arrastraban a hermanos míos, con el látigo y el cepo para que sean llevados a trabajar a las grandes haciendas azucareras y encerrarlos en galpones para que trabajen como animales y vivan como seres inhumanos, por solo un pedazo de carne y un retazo de tela, que cubra sus partes pudendas, han cambiado, es mentira, todo es mentira, habrán pasado los calendarios en que aquello pasó, solo los métodos se han refinado y ahora explotan con mas impunidad, mas refinamiento.

Para ello tienen a las grandes empresas mineras que expropian nuestros pastos, nuestros terrenos donde cultivamos nuestros maíces, nuestras papas. Destruyen todas nuestras huacas y adoratorios y aquellos sitios sagrados de nuestros pueblos los destruyen para empujarnos hacia las grandes ciudades en donde buscaremos trabajo, para que nos esquilmen con labores de más de doce horas de trabajo diario, que solamente nos alcanzará a penas para alimentar a nuestras familias.
Allí tienen el ejemplo de los miles de runas Santiaguinos de las naciones de los Chuco Wai y Cullies de Otuzco, Huamachuco y Santiago de Chuco que van a poblar los cinturones laborales de las grandes empresas agroexportadoras en los valles costeños. Ellos son el ejemplo del gran progreso que aquí la capital nos dicen que han traído los grandes señores de la modernidad.
¿Pero que han traído? Sigue la misma miseria, para todos mis hermanos, todo el oro que explotan en el sagrado cerro de mies pueblos el Shulcahuanca se va para alimentar a los gringuitos de Canadá y Norteamérica, pero ojalá fuese para aquellos, es solamente a unos pocos, a una pequeñísima minoría que conforman los afortunados, que no representan a los pueblos de esos países en donde nosotros tenemos hermanos despojados de sus territorios y destruidas sus naciones.
Sí, han aprendido muy bien las lecciones de despojar a los verdaderos dueños de la tierra a despojarlos y condenarlos a la muerte.

Nos habíamos detenido en ésta explicación de cual era la lógica occidental para hacer conocer solamente como piensan ellos, es decir como piensan en quitarnos lo que es nuestro.
En eso tenemos que afirmar que la racionalidad occidental se funda en la unión de las tres racionalidades, que son la instrumental, la cuantitativa y la operacional lo que le hace cambiar su actitud frente a la naturaleza cuando descubre la utilización de las maquinarias en las etapas de las revoluciones industriales lo que le hizo ganar tiempo, lo que cambió su actitud frente a las cosas; lo que conllevó la producción de excedentes produciendo el comercio, la que se convierte ésta en un fin de si misma, pues ya no hay la función de la producción para la subsistencia sino para la comercialización.
Lo que es el fundamento del liberalismo y sus seguidores en la actualidad. Lo que trae consigo también la consideración de la tierra como objeto de explotación, no importando las consecuencias, permitiendo la generación de la usura desmedida, pues ya no hay parámetros en que pueda regirse o sostenerse la mesurada de la producción. Allí también aparece el concepto y la figura del dinero que trastoca los valores humanos y de la sociedad lo que tendrá consecuencias funestas que ahora muchos están vaticinando y muchos ya están sufriendo sus consecuencias, pero que sin embargo no muchos son conscientes de ésta situación al hacer a la naturaleza objeto de manipulación y explotación para satisfacer la avaricia de unos pocos que en la humanidad no representan nada, pero que tienen en las manos el poder del mundo.

Asimismo todo lo resuelve de forma cuantificable, así sea esto de dimensión cualitativa esencial lo que hace que el hombre se considere un sujeto puro distanciándose de la misma naturaleza como algo distinto a ella. Pero su instinto de dominación de la naturaleza es anterior al del mensaje judío cristiano, pero ésta la refuerza y sostiene tal como lo dice en los inicios del mensaje del génesis en el gran libro de la biblia. Pero el dominio que se ejerce sobre la naturaleza también implica la dominación sobre el hombre mismo, el hombre es lobo del mismo hombre, esa es la principal sentencia axiomática en que se funda todo su accionar y eso es lo que han traído como virus en nuestras comunidades y naciones originarias. Por esto la búsqueda que hace el hombre occidental de las cosas no tienen ese valor axiológico sino el afán del placer de si mismo para si y consigo mismo, sin importarle su relación con lo que lo circunda.

Pero entonces me dirán la mayoría de quienes me escucharan o leyeran: ¿Dónde está esa filosofía indígena? Les contestaré con las palabras de un hermano muy entendido en éstos menesteres de diferenciar entre la filosofía occidental y el pensamiento nuestro y decimos pensamiento nuestro pues si hablásemos de filosofía, entraríamos ya en el mismo campo de nuestros dominadores, lo que no es conveniente ni tampoco productivo para ver como se han desenvuelto nuestra visión del mundo. Nuestro Yllayninchis, como lo menciona nuestro hermano, corroborado por los estudios de Juan Van Kessel y lo resumo en sus mismas palabras que las hizo en una conferencia magistral ante alumnos de filosofía que incrédulos sostenían que los indios de América no tuviésemos pensamiento:

Porque no decir…, que la razón es un mito más, “la razón” occidental, la única razón que existe, porque no decir que es un mito más, un mito muy sofisticado, muy profundo, muy complicado sí, pero mito finalmente, yo no tengo mucho tiempo ahora, para explicar esto en profundidad, pero voy a hacer un resumen, una síntesis, si nosotros buscamos cualquier diccionario de filosofía y vemos que significa la palabra razón, vamos a ver que es un sinónimo de “logos” y finalmente un sinónimo de “Cristo” y como este es un “Dios único y verdadero” según occidente, es el único Dios verdadero, la unidad creadora, la verdad, el bien, el que monopoliza todo los valores como el amor, la caridad, etc, etc. aquella unidad contra la que se estrelló de frente Nietzsche y hasta llegó a “matarlo”, en una de sus novelas filosóficas. ¿Y quién lo mató?: El más feo de los hombres. Claro si lo había hecho a su imagen y semejanza. Este mito del Dios único y verdadero, que es a la vez “la razón”; que nos ha causado tantos problemas acá en América, y que nos sigue causando tantos problemas, como MITO, lo podemos armar y desarmar, -tal como hace Levi-Strauss con cualquier mito-, así lo podemos hacer nosotros para explicar nuestra sabiduría, nuestro pensamiento profundo y así podemos leer algunos autores como Arendt, Agamben, Focault mismo, que nos hablan de esta forma “griega” de asumirse como seres humanos conscientes, razonables, racionales. Nos dicen que en la Grecia antigua habían dos términos que designaban la vida: “Zoe” era la vida llana , la vida nuda, la de todos los seres que se conocen como vivos; y “Bios” es la vida del ser humano, cuando asume el “buen vivir” o el vivir bien y aclara que es “el vivir para el bien”, ojo, no es como el Sumak Kawsay andino-amazónico, o el Allin kausay o el Sumaq Kamaña, estos conceptos nuestros, son otra cosa diferente.

Hasta aquí hemos confirmado que en todo esto hay una lucha de pensamientos y de posiciones a la cual se nos quiere endilgar un triunfo a través de una ley que no hace más que confirmar las intenciones de los criollos encaramados en el poder. Pero lo mas paradójico es que también nos quieren que asumamos el tutelaje a través del INDEPA, organismo Para político que es manejado por el mismo centro del Poder de acuerdo a los intereses comerciales a los cuales se sujeta quien se encuentra en ella. Entonces éste organismo que es manejado por las instancias mas altas del gobierno es el que va a decidir quién es pueblo indígena y quién no es, si carece de representación por parte de los pueblos originarios y amazónicos, entonces como vemos, allí hay una mala intención y que pone en desventaja a quienes nos sentimos afectados, ya sea pueblos o naciones amazónicas u originarios.

Por todo esto creemos que debe desecharse la propuesta dada por el congreso y llevarse a cabo otro tipo, muy nuevo de negociaciones, sin ventajas de ninguna clase.

Tupac Isaac II
Juan Esteban Yupanqui Villalobos.

i. Laura Laurencich Minelli. EXUL INMERITUS BLAS VALERA POPULO SUO E HISTORIA ET RUDIMENTA LINGUAE PIRANORUM. Cooperativa Libraria Editrice Bologna. 2009. Difundido por la Municipalidad de Chachapoyas.
ii. IDEM.
iii. ANTONIO PEÑA CABRERA. Racionalidad Occidental y Andina. IECTA. IQUIQUE. Año 2003.
iv. IDEM, pag.8.
v. JUAN VAN KESSEL Y PORFIRIO ENRIQUEZ. Señas y señaleros. Departamento de sociología rural de la universidad de Wageningen de Holanda. Año 2002.
vi. JAVIER LAJO.- Conferencia magistral en el II Congreso Latinoamericano de Estudiantes de Filosofía: “Filosofía y crisis globales” (Versión transcrita y corregida) La Paz, 30 de Octubre del 2009.

Anuncios

Acerca de Yanawarmi Yupanqui

Cosas de la vida
Esta entrada fue publicada en Blogroll, Educacion, Historia, Opinion, Uncategorized y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s