RECUERDO A SABRINA FIEL MASCOTA

RECUERDO A SABRINA FIEL MASCOTA
Mis enemigos te han asesinado

Como una pequeñita bola de carne, así te tuve en los brazos, con tus ojos saltones y tu hociquito fresco mirándome con la alegría que en esos días yo tanto necesitaba. Me hacia recordar a Duquesa la fiel compañera de mi Usha, pequeña hija mía o de Nerón el eterno enamorado que en el viaje se halló. Como siempre en tu niñez de perruna te acune con tanta emoción, por siempre ser fiel compañera. Aun es fresco tus escapadas a tu antiguo hogar muy cerca de la tumba de papa, para mirar aquel montículo de tierra donde yo posaba mis pensamientos; allí querías siempre que vaya, quizás para que no me olvide el legado que me dejo, que se miraba en la altura de mis sienes, a todos aquellos hombres pobres que pueblan el alto Trujillo, con sus miserias y sus necesidades.
Movías la cola corta, cuando caminábamos los arenales. Junto a mi escuchabas los reclamos de todos aquellos rostros cetrinos que en el arenal de la gran ciudad vagaban. Como si también los comprendieras. Con ternura como con mis ojos mirabas a los niños que aquellas familias perdidas en el hambre buscaban en mis manos un alivio a la maldad del mundo. Y con lo mismo te acongojabas por ver la miseria del mundo de someter al mundo. Regresábamos a casa con la carga de todos los hermanos, para devanarnos los sesos en que poder ayudar. Con el mismo entusiasmo regresabas cada día domingo para que en sus asambleas expongan sus necesidades y sus estrategias con que luchar, pero sobre todo en mirar a tu hermano mayor; hablar a ellos de la necesidad de unirse para hacer frente a la ignominia del mundo, a la que el mismo mundo les había sometido.
Ahora que mis enemigos, no se si te han quitado la vida, o llevado lejos de mi. Escuchare el ladrido que ponías a todos a despertar en las mañanas de mi llegada? Ya no lo escuchare, por ser lejana tu presencia. Como nunca pudieron rebatir con justeza mis argumentos, lo que les queda es, lo único que podrá, es anteponer las armas, cuando ya no tienen argumentos para hacer frente a mis ideas.
Con ella como fiel compañera en mis caminatas diarias y mis visitas a las comunidades, donde siempre se adelantaba, para avistar si alguien me estuviera esperando para darme una celada. Siempre presta y lista, como si fuera mi fiel guardián en cada paso que daba. Quizás mis enemigos crean que con eso me han desprotegido, para que a mansalva me puedan quitar la vida, sin ningún testigo que pueda delatarlos. Tal como son sus crímenes, ya se llamen apristas o fujimoristas; ya sean que utilicen a su comando Canela antecesor del comando Rodrigo Franco, con el que asesinaban a dirigentes sindicales o lideres contestatarios. Todos sus crímenes lo hacen tan burdamente como aquel en que han querido nombrar a sus congéneres en los puestos de maestros para copar toda la instancia magisterial, con el único propósito de dar su estocada final al sindicato que fue manejado por el arribismo estercolero de Patria Roja, sus fieles socios del Aprismo y el Fujimorismo.

Si, fiel compañera ya no veré, tus retozos en mis faldas, porque crueles enemigos que no pueden hacerme daño, por su cobardía, se han ensañado contigo vilmente. No escuchare tus ladridos de alegría, cada vez que llegaba a mi humilde morada; tampoco veré a tus crías que tanto alegraban mi estancia. Que mordían mis zapatos en afán de poner a prueba su dureza o quizás molestos de la sonrisa de sus olores. Ahora para mi eres, mi héroe de las batallas que alegro siempre en mi camino, tal como siempre lo he hecho en mi vida y en el cual el sistema y el poder han tratado de hacerme desaparecer por no convenirles a sus intereses. Adiós amiga sincera y fiel acompañante de mi destino en la vida de mi pueblo y en mis luchas por la justicia que siempre no es esquiva por tener cara de occidente y cara de enemiga de la verdad.

Kapak Ñam, Tambo de Tablachaca; 15 de abril de 2010

Túpac Isaac II
Juan Esteban Yupanqui Villalobos
http://juanestebanyupanqui.blospot.com

Anuncios

Acerca de Yanawarmi Yupanqui

Cosas de la vida
Esta entrada fue publicada en Historia, Opinion y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s