FELONIA DE UN SEUDO REVOLUCIONARIO

LA TRAYECTORIA DE UN FELON Y RENEGADO

Yehude Simon Munaro

Una simple imagen puede engañar lo que verdaderamente es, una persona. Podemos engañar a muchos, pero existirán Varios, que han vivido en carne propia lo que es una persona Para desmentir esa imagen mistificada de quién es una Persona, hasta donde se arrastro. Si, esa es la verdadera  palabra a quien vamos a endilgarla, a quien por varios años pretende hacerse presentar como el luchador social que injustamente estuvo en cárcel. Pobrecito el, aunque su encanto sigue engañando a muchos y no a pocos. Algunos de su vieja tienda siguen pensando que el es la salvación, a pesar que en prisión se comporto como un verdadero Felón para su mismos correligionarios, por lo cual obtuvo muchas gollerías y prebendas en prisión. Cuando el fue sacado a media noche para desnudo ser pisoteado y apaleado por la guardia de las prisiones?. ¿Cuándo el fue trasladado en medio de la medio noche y a escondidas para ser confinado a prisiones lejos de su entorno familiar?. Eso esta como ese Seudo revolucionario, que estuvo unos cuantos años, pero gastando la fama del amigo y cree contener la verdad, siendo un miserable cobarde y oportunista mendaz o ese otro un Profesor Universitario que se come la palabra revolucionaria pero que de ella en la practica no sabe nada, pues solo fue un tañedor de campana y allí se quedo, para siempre.

Peo ahora nos interesa, el de uno que esta en un puesto importante, con la sombra y el sufrimiento de muchos, sin que el se lo merezca ni siquiera un ápice. Su trayectoria desde prisión va delatando su verdadera esencia y es menester que se lo conozca, para saber hacia donde se enrumbara. Sabremos cual es su entraña. Y cuantas traiciones hará para acometer sus objetivos personales que el quiere emprender. Que nadie se lo discute, pero que no lo haga con la memoria y la lastima del pueblo. Que diga la verdad, el porque esta el, liberado, no es porque sea un inocente, como muchos lo hubieron; si no que lo conquisto apunta de felonías y mentiras, de colaboración con el mismo gobierno delincuencial de Montesinos y Fujimori.

Lo que nadie esta enterado, es su ingreso a prisión a un pabellón de mínima seguridad, donde no duró, a pesar de la catadura moral de quienes estuvieron allí.  Entre arrepentidos felones, traidores a su propia causa, convertidos de última hora y por conveniencia. Fue expectorado de allí, por su conducta que asqueaba para quienes estuvieron allí. Si a ellos los asqueaba, que eran considerados lo últimos del resto de prisioneros. Tuvo que ser muy grave para que sea echado de allí. Con lo cual la guardia de prisiones lo puso como su apoyo, dejándolo que administre la biblioteca de prisión, allí se mantuvo hasta su  salida. Ya en la época del genocida Director de prisión Cajahuanca, cuando los prisioneros comían como único alimento, solo una sopa de agua con unos cuantos tubérculos, cuando la mayoría de prisioneros sufrían incontables enfermedades entre ellas la tuberculosis. Así mismo como el cuerpo medico experimentaba con las inyecciones letales  para ver la resistencia con ellos. Cosa que nunca se ha querido aceptar, la comisión de la verdad, a la que yo la llamo comisión de la verdad del Estado Burgués, pues en que parte se han visto juzgados quienes experimentaron con los prisioneros inyectándolos diferentes enfermedades en los tratamientos supuesto tratamientos médicos. La mayoría de prisioneros salidos en libertad adolecen de muchas enfermedades, precisamente producto de ésta experimentación a la que fueron sometidos en el gobierno de Fujimori Y montesinos, y en la que el Señor Munaro nunca quiso denunciar ni aceptar, pues el señalaba, quienes deben ser indultados y quienes no. Esa no fue acaso su función en conjunto con el  Agente de la CIA, Hubert Lanssiers. Ellos asimismo en conjunto con Merino Bardet utilizaron la guerra psicológica para con los prisioneros, para destruir su moral y dividirlos. Bueno ello era la función del cura de la CIA, pero no de el que era supuestamente un luchador social; si uno verdaderamente discrepa con alguien no se va a convertir en un felón para destruir la posición del enemigo de ideas. Pero cuando se convierte en enemigo de clase, allí si se convierte en lo que el fue en esos días.

Que diga cual fue su verdadero papel en las prisiones, ya que el en ningún momento estuvo realmente, ni sufrió lo que otros sufrieron la vesania de los regímenes de gobierno. Prisiones convertidas en campos de concentración, peor que la de los nazis, con alimentación para destruir al ser humano, sin comunicación alguna con el exterior, sin hora de patio durante muchos años y lo que es peor sin comunicación con los familiares, aparte de la experimentación del cuerpo medico con los prisioneros.

Tupac Isaac II

 

 

Anuncios

Acerca de Yanawarmi Yupanqui

Cosas de la vida
Esta entrada fue publicada en Historia, Opinion. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a FELONIA DE UN SEUDO REVOLUCIONARIO

  1. Tanya dijo:

    LEYENDA PARA LA ESCALERA

    Dedicada a todos quienes van a decir: “ ¡ Esto no se refiere a mí !” a los felones y renegados.

    “- ¿Quién eres tú? – se lo ha preguntado el satanás.
    – Yo soy un hombre de origen pobre y todos los andrajosos son mis hermanos. Oh, ¡qué fea es la tierra! y ¡ qué infelices son los gentes!

    Eso decía un joven con la frente en alto y los puños apretados. Él estaba debajo de una escalera grande – muy alta de mármol blanco con filones rosados. Su mirada estaba fijada a lo lejos por donde se agolpaban las multitudes oscuras de la miseria que se alborotaban como las olas turbias de un río creciente. Ellas se ondulaban, de repente se agitaban levantando las manos ennegrecidas muy enflaquecidas que se parecían a un bosque marchito. Truenos de indignación y gritos enfurecidos estremecían al aire y los ecos se sosegaban lentos, solemnes al igual que cañonazos lejanos. La muchedumbre aumentaba, se acercaba en nubes de polvo amarillo, se destacaban ya diferentes siluetas sobre el fondo gris, cada vez más visibles y más visibles. Se adelantaba un anciano inclinado hasta la misma tierra como si buscara su juventud perdida. Para su desharrapada ropa se había cogido una niña descalza quien miraba a la escalera alta con sus mansos ojos, azules como una flor de aciano. Estaba mirando y sonriendo a la vez. Por detrás de ellos se acercaban también otras figuras vestidas de ropa hecha harapos, figuras oscuras, grises, descarnadas quienes en coro cantaban canto fúnebre que sonaba como aullidos. Uno estridentemente silbaba con la boca, otro con las manos dentro de los bolsillos reía alto, ronco mientras en sus ojos brillaba la locura.
    -Yo soy un hombre de origen pobre y todos los andrajosos son mis hermanos. Oh, ¡qué fea es la tierra! y ¡qué infelices son los gentes! Ya van a ver, Ustedes, los que son la adinerada y afortunada minoría, Ustedes…
    Eso decía un joven con la frente en alto y los puños apretados en señal de amenaza.
    – ¿Usted, odia a los que están allí arriba ? – le preguntó satanás inclinándose hacia el joven.
    -Yo voy a vengarme a estos príncipes y ministros. ¡ Voy a vengarme por mis hermanos quienes tienen las caras amarillas al igual que la arena del mar, quienes están gimiendo más horrorosamente que nevascas de invierno! ¡ Mira su carne desnuda y sangrienta ! ¡ Escucha sus gemidos ! Yo voy a vengarme por ellos ! ¡ Dejame que yo pase !
    – ¿Usted, odia a los que están allí arriba ? – le preguntó satanás y se inclinó socarrón hacia el joven.
    Luego satanás sonriyó:
    -Yo soy el guardián de los que están allí arriba y no los traicionaré sin soborno.
    -Pero yo no poseo oro, no tengo nada con que yo pueda comprarte… Yo soy un pobre, zarrapastroso mozo… Pero estoy listo a sufrir y morir por mis hermanos.
    Satanás sonriyó otra vez :
    -Pero, ¡ yo no te exijo tanto ! ¡ Dame solamente tu oído !
    – ¿ Mi oído? Con placer… Ojalá nunca jamás escuche yo cosa cualquiera, ojalá…
    -¡ Tú seguirás oyendo !- lo tranquilizó el diablo y le dio el paso.- ¡ Sigue !
    El joven se echó hacia arriba, saltando tres escaleritas a la vez, pero el brazo pelado de satanás lo detuvo:
    -¡ Basta ! ¡ Párate para escuchar los gemidos de tus hermanos que se quedaron allí por debajo!
    El mozo se quedó detenido y empezó a escuchar.
    -¡ Qué raro ! ¿por qué ellos rompieron a cantar alegres y a reír tan despreocupados?…- y él echó a correr de nuevo.
    Pero satanás lo detuvo otra vez:
    -¡ Para que pases las siguientes tres escaleritas yo quiero tus ojos !
    El joven hizo con su mano una seña desesperada.
    -¡ Pero de tal manera no podré ver a mis hermanos ni a los que quiero vengarme !
    El diablo:
    – Tú seguirás viendo…!Yo te daré otros ojos mucho mejores !
    El mozo saltó tres escaleritas más y luego miró hacia abajo. El satanás le hizo recordar:
    -¡ Mira su carne desnuda y sangrienta !
    -¡ Dios mío! ¡Esto es tan extraño!; ¿ cuándo han podido vestirse mis hermanos así: bien y hermoso? Ellos están adornados pero ¡ no de heridas sangrientas ! sino ¡ de maravillosas rosas carmines !
    Después de cada tres escaleritas el diablo tomaba su pequeño soborno. Pero el joven andaba, ¡ él lo daba todo decidido a llegar allí arriba y a vengarse de estos grasosos príncipes y ministros ! ¡ Una última escalerita y él estará en la misma cumbre social del poder ! Se vengará por sus hermanos mártires !
    -Yo soy un hombre de origen pobre y todos los andrajosos son mis hermanos…
    -Hombre joven, ¡ se queda sólo una escalerita ! Solamente una y tú te vengarás. Pero yo por esta última escalerita, siempre tomo doble rescate: ¡Dame tu corazón y tus recuerdos! – le exigió el diablo.
    El joven hizo con su mano una seña:
    -¿ El corazón ? ¡ No ! ¡ Esto es demasiado cruel !
    El satanás sonriyó guturalmente y dijo con autoridad.:
    -No es el diablo tan negro como lo pintan. Yo no soy tan cruel. En cambio yo te daré un corazón de oro y nueva memoria. Si tú no aceptes nunca pasarás esta única escalerita y jamás podrás vengarte por tus hermanos quienes tienen las caras amarillas al igual que arena del mar, quienes están gimiendo más horrorosamente que nevascas de invierno.
    El mozo se fijó en los irónicos ojos verdes del diablo:
    -Pero yo seré la persona más infeliz. Tú tomas de mi todo lo humano.
    -Al revés: ¡ serás el hombre más feliz !… Pero, ¿dime? ¿ estás de acuerdo? ¿Solamente el corazón y los recuerdos?
    El joven se puso a pensar, una sombra negra alumbró su cara, de la frente arrugada cayeron unas pequeñas gotitas de sudor turbio, él apretó los puños y habló entre dientes:
    -¡ Tómalos !
    …Luego parecido a una tormenta veraneal, irritado, furioso, con su pelo negro al viento atravesó la última escalerita. Él ya estaba más arriba. Y de repente su cara apareció sonrisada, sus ojos brillaban con una alegría tranquila y sus puños se abrieron. Miró hacia los príncipes y ministros que estaban festejando, luego miró hacia abajo donde gemía y maldecía la andrajosa mayoría oscura. Pero nada se conmovió en él, ni un músculo de su cara tembló: su rostro era claro, alegre y contento. Abajo él veía las multitudes vestidas en trajes de gala y sus dolorosas voces ya eran himnos de satisfacción.
    -¿ Quién eres tú ?- le preguntó roncamente satanás y se inclinó socarrón hacia el joven.

    -¡ Yo soy un príncipe de nacimiento y las divinidades son mis hermanos ! ¡ Qué linda es la tierra! y ¡ qué felices son las gentes ! “

    Cristo Smírnenski (1898-1923)

  2. Tanya dijo:

    Postdata: Soy la esposa de Juan Esteban.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s