HONOR Y GLORIA HASTA LA MUERTE A JUBILADO

HONOR Y GLORIA A UN LUCHADOR QUE NO ABDICA NUNCA.

Hace pocos días sucedió un incidente que bien podría haber llamado a vindicar la conciencia de un verdadero Estado de derecho; sobre todo a quienes la representan. Pero para muchos, solo fue un incidente más de los que suelen suceder en la larga historia de nuestro país. Pero lo que mas puede colmar es el desgarrar de las vestiduras, la indignación soberbia que presentan muchos, que en el ayer de nuestro pasado aplaudían la muerte de muchos hermanos nuestros, como eran quienes viven en el ande, en la mas absoluta pobreza.  Y por qué? . Sólo por que quieren hacer resucitar a un muerto, que aún en ese estado de su halito post morten como siempre acontece que su espíritu quiere resucitar, pero que como muerto. Solo esta en el catafalco del olvido y la memoria colectiva de los pueblos.

Lo mío va por la muerte de un jubilado que en el estrado no sucumbió  en su lucha por los suyos. Que a pesar de estar en desventaja del monstruo del gobierno, sin amilanarse presento lucha. Mi indignación es inmensa, pues tengo a varios en mi manto como jubilados y yo mismo camino ya a ese podio de la lucha. Soy testigo de sus luchas diarias, en que ellos, los guerreros  que debieran estar en sus cuarteles, siguen en plena lucha por sus derechos. Es que se que nunca en esta podrida sociedad  y sistema se respetará ninguno de los derechos; pues parece que estos no estuvieron nunca para solucionar nuestros problemas. Se que ha muerto en pleno combate en contra de este sistema, como muchos lo han hecho desde diferentes canteras y trincheras. La indignación de éste héroe que prefirió morir luchando antes que venderse a la patronal es un ejemplo que deben seguir todo líder que precie de serlo. Que no abdica, ni siquiera por un poquito de sol o la prebenda de la visita conyugal. Que primero están los principios antes que la comodidad de la vida burguesa o el endiosamiento y el aplauso fácil de quienes siguen mientras se esta bien y no le dicen como a aquel gobernante que salía desnudo cuando el astuto sastre pretende burlarse de el. Para mi es un ejemplo que el líder debe morir en la lucha y no creerse el indispensable. Presentándose como el centro en el cual debe girar todo el devenir. Ese el trauma copernicano del heliocentrismo que las izquierdas seudo revolucionarias tienen hasta en la actualidad. Es un lastre del cual nadie se salva.

El gobierno, para hacer pasar desapercibida la noticia de su nuevo atropello, busco el pretexto de la tipificación de una organización, por parte del parlamento europeo. Allí salieron a indignarse el asesino del Frontón y los mensajeros de la corrupción, compañeros de un extranjero que fungió como gobernante de nuestro país. Al verlos, uno creería que son la expresión beatifica de todos los santos. La verdad era  otra. Que un asesino de indefensos prisioneros haga tamaña burla, es como desconocer o tratar de creer que la población ya no se acuerda de los crímenes que cometieron. Prisioneros que murieron sin ser sentenciados por algún Tribunal. Pero esto también tiene la correlación muy simple el de querer tapar lo que esta saliendo como ciénaga hedionda que corroe a quienes cometieron muchos excesos. Me refiero a la exhumación de los miles que fueron torturados y asesinados en el Cuartel Los cabitos. Ya es imposible tapar con una mano, lo que cometieron con las dos, a miles de seres humanos. Como no indignarse ante una madre con su hijo apenas de unos cuantos años y la de aquel que llevaba en su vientre. O de las familias enteras que fueron asesinadas, solo por defender a un sistema que nos sigue manteniendo en la pobreza, en la miseria. Sistema que no nos da ninguna esperanza para seguir viviendo con dignidad. Ese es lo que pretenden que defendamos; si nadie a podido vivir en el; si nadie a podido sentir que es parte de el. Pues siempre hemos sufrido humillaciones y vejámenes en nombre de algo que nos mantiene como sombras anónimas que se esfuman en cada instante de la historia de esta republiquita que ellos fundaron sobre los escombros de lo nuestro. Me indigna el sufrimiento de los jubilados, que a rastras con sus pasos y con la pesada carga de sus años siguen bregando por la defensa de sus derechos. Ellos no saben que es buscar la tranquilidad de la lectura para decirse revolucionario; pues ellos lo hacen a diario y no les queda tiempo para solazarse y pedir mas prebendas, pues no la quieren, ya que lo justo de su conciencia les dice el de luchar hasta morir por la justicia que solo la lucha arranca.

Honor y Gloria al Jubilado muerto, que lo hizo luchando por su pueblo. Que no abdica ante nada, que no busca vivir a costa de venderse por un plato de miserable prebenda del deshonor, de la justa reivindicación.

Gracias Hermano otros te esperamos en la posta.

Túpac Isaac II

Abril del 2008.

Anuncios

Acerca de Yanawarmi Yupanqui

Cosas de la vida
Esta entrada fue publicada en Opinion. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s